• Julia Casado, desde la Vendimia. Lucidez y Respeto.

    La del Terreno. En VINO Y RAÍZ hemos decido que la mejor forma de introducir la primera colaboración de Julia con nosotros es hacerlo con las primeras palabras que le dedicamos en el artículo que publicamos hace no mucho. Palabras y admiración.

    “Hay extraños casos que dan sentido sin pretenderlo a un proyecto que cuenta con la literatura, el arte, el vino, las buenas personas y todo lo mejor de lo que una imaginación creativa sea capaz de inventar.

    Estamos en El Terreno del vino y este es uno de esos fenómenos. Algo que quizá ya esté escrito, pintado, representado e incluso catado, pero esto, ese algo, y, en este caso, representa más de la mitad de ese mundo en el que creemos.

    Es divertido esto de escribir sin tener la necesidad de hacerlo. Llevar a la práctica este lema aparentemente no resulta fácil. Vivimos en el mundo de la imagen y el dinero por encima de todo, aunque al final todo sea cuestión de tiempo y prioridades.

    Estoy seguro de que Julia tiene claro a día de hoy cuales son las suyas. Mantener viva la llama del primer fuego. Ese fuego primigenio. Sacar La del Terremo 2015 (DOP Jumilla) y conseguir que se pregunte pronto por la siguiente añada, ya es un logro. El hecho de que sigas pisando firme la tierra que tocan tus pies es un añadido de algo más que valor. Pero que siendo honesto sigas con la misma idea de calma, de trabajar por lo que crees, de tener el valor de cambiar de DO -de Jumilla a Bullas- por creencia y fidelidad a tu propio yo.

    Hacerlo por fidelidad a tu proyecto , a tantas pequeñas apuestas por tí,…. eso es ya no es un capricho, eso es un verdadero triunfo”.

    En este caso, en Vino y Raíz Etnológic@Radio, nos visita de una forma que nunca podremos agradecerle los suficiente. Julia deja los preparativos de la vendimia y viene hasta los estudios como parte del disfrute de este mundo, dice ella.

  • Jerez II. Eterna, fresca y diferente Pedro Ximénez.

    Ser honesto tiene que ver con los vinos de Jerez. Caldos que representan la historia y el presente de una cultura menos efímera que una simple botella.

    Hacemos vino con alguien especial. Y lo hacemos aquí, donde José Antonio Zarzana anda dejando su huella, continuando con la tradición y respetando como nadie la forma Ximénez Spínola de producción y tratado del vino.

    Es aquí donde se diferencia tanto el cuerpo como el alma de esa uva tan respetada. Es en Jerez donde aún queda gente que apuesta por el riesgo en favor de lo importante, la pasión y la verdad en lo que uno hace. Bienvenidos a Jerez. Bienvenidos a Ximénez Spínola.

    Ser honesto tiene que ver con los vinos de Jerez. Caldos que representan la historia y el presente de una cultura menos efímera que una simple botella.

    Hablando una copa, charlándola, dejando que las lágrimas de la Fermentación Lenta derramen su textura.

    En ese diálogo con la lucidez contrastamos nuestra idea de que todos los días son perfectos para sorprenderse. Escuchar a José Antonio Zarzana apoyarse en Julio César a la hora de quemar todas las naves hablando de valentía no tiene precio.

    Queríamos seguir aprendiendo con él sobre ciertos aspectos del mundo que andan algo dispersos en la mayoría de nuestros quehaceres. Tanto que ni recaemos en que pueden ser los que tengan la llave de nuestra libertad (término cada vez más en desuso). También, y, lamentándolo, puede ser que estemos hablando ya de probabilidades caducadas.

    En Vino y Raíz pensamos que “siempre estamos a tiempo de dar un empujón más”.

    También es preciso recordar y, por su puesto, homenajear a “Las Personas del Verbo” y a su valedor José Antonio Martínez (qué más quisiera ser yo), que desde Onda Regional, rinden pleitesía a la fluidez y respeto por el idioma, la franca comunicación y todo lo que con letras tenga que ver. Y con vino. Los Rubai de Omar Khayyam están aquí por su obra y gracia. Gracias José Antonio por haberme empujado a La Montaña Mágica.

  • Jerez o la Sorpresa de lo Conocido

    Nos vamos a Jerez, al marco de Jerez y más allá. Estamos entrando en una atmósfera en la que el calor es diferente y el frío también. Las sensaciones térmicas que mucho tienen que ver con lo que los ojos perciben, se sienten, pesan, se pueden tocar, abrazar.

    No es fácil elevar la vista sin que aparezca lo nuevo. Predisponerse para algo singular. Crear enormes paisajes, anchos llanos con tan solo elevar la vista. Caminar también es preciso. Andar entre viñedos, andar con la gente y hablar bien de cerca con las personas que hacen posible esto a lo que llamamos vino de Jerez, pero que es mucho más.

    Aquí se rinde homenaje a la Historia. A lo bien hecho antaño. A los mayores y a quienes derramaron sudor en estas tierras y en esta bodega.

    Aquí anda José Antonio Zarzana, a quien hoy entrevistamos, y su equipo, ocupados en conservar el espíritu de la Pedro Ximénez y hacerlo imperecedero.

  • Jerez y el Vino. Marco, Historias de Dentro.

    Aspecto de un viñedo de Ximénez Spínola. Secano con la única aportación de agua de lluvia. Regadío natural.

    Quiero contaros una historia curiosa sobre vino y sobre Jerez. Es una historia sugerente que da lugar a contar muchas más. Surge de una conversación a cerca del cuasi ancestral proyecto Ximénez Spínola.

    Andrés Gómez (un sumiller muy Diligente) me contaba hace unos días que había adquirido una barrica con “sorpresa”.

    Algo que nos habla de una variedad única, la Pedro Ximénez y de una zona única, Jerez de la Frontera. Andrés Gómez (un sumiller muy Diligente) me contaba hace unos días que había adquirido una barrica con “sorpresa”. Una sorpresa que da lugar a un vino sugerente, nuevo y fruto de un error (permitidme la osadía).

    Empiezo por hablar de términos, de definiciones, para ser más exactos para contaros el porque de historias. Algunas como la de Andrés y su barrica del bendito error son las que mantienen latiendo fuerte el corazón.

    Cuando hablamos de “sugerencia” lo hacemos de un término que da lugar claramente a dos formas de uso. Estas formas a veces resultan confusas. Tanto es así que, sin querer estamos haciendo alusión a dos palabras diferentes. Hablamos de “sugerencia” y de “sugestión”.

    una historia curiosa sobre vino y sobre Jerez. Es una historia sugerente que da lugar a contar muchas más. Surge de una conversación a cerca del cuasi ancestral proyecto Ximénez Spínola.

    Son curiosas las diferencias que ofrece el diccionario a cerca de esto. Y es que lejos de ser provenir del mismo vocablo hace referencia según el uso a dos palabras. Cada una de las expresiones tiene su sentido aparte y bien definido.

    En el caso que a mí me ocupa para describir el hallazgo de ese “vino sorpresa” es más bien el caso de algo “sugerente”. Más adelante vemos a qué sustantivo estoy haciendo referencia.

    En esos días, quizá porque me ha dado por leer y curiosear algo más que de costumbre, encuentro sugerentes aspectos que hasta hoy apenas llamaban mi atención.

    Por ejemplo, me resultaba muy normal hablar de un palo cortado refiriéndome, como no, a un tipo muy concreto de vino de Jerez.

    Siempre nos referimos al Palo Cortado como un vino a camino entre el amontillado y el oloroso. Pues es curioso. Es “sugerente” el hecho de descubrir que este vino es ni más ni menos el fruto de un error también.

    Hay ejemplos que sirven para ilustrar lo que quiero decir con que es el resultado de un error. Una buena aproximación sería contar por encima la historia de dos productos que en cierto modo han cambiado el rumbo de la sociedad. El vino por sí solo es un perfecto agente de cambio cultural. El vino de Jerez en sí también.

    Siempre nos referimos al Palo Cortado como un vino a camino entre el amontillado y el oloroso. Pues es curioso. Es “sugerente” el hecho de descubrir que este vino es ni más ni menos el fruto de un error también.

    Uno de los ejemplos de los que hablo quizá lo conozcamos casi todos. Es la Coca Cola.

    Esta bebida en origen era un medicamento. Exactamente esto:  Un “Vino francés de coca de Pemberton”. Y se usaba para dolores de cabeza y desórdenes nerviosos. Lo ideó precisamente Pemberton, John Stith Pemberton, un farmacéutico en el siglo XIX. Se descubre el carácter de refresco de carácter estimulante a raíz de la prohibición del alcohol en Atlanta.

    La Coca Dola: Un “Vino francés de coca de Pemberton”. Y se usaba para dolores de cabeza y desórdenes nerviosos. Lo ideó precisamente Pemberton.

    Es entonces cuando Pemberton aprovecha para aislar uno de los componentes del jarabe, la coca (proveniente de la hora de coca), mezclarlo con agua carbonatada y el resultado era una bebida, un refresco que, en cierto modo alteraba el estado de la persona.

    Otro ejemplo puede ser la Penicilina, que fue descubierta al observar que el moho producido por la contaminación de una placa de Petri (una especie de vaso pequeño de cristal usado en química) destruía una serie de bacterias.

    Sugerente sin duda la historia del Palo Cortado. Un vino que surge de un accidente. Un accidente que se convierte en habilidad y la habilidad en un arte. Terminar haciendo un vino de culto a raíz de separar de la cadena natural de producción algo que no ha terminado de cumplir los requisitos clásicos para llegar a su auténtico destino final. El arte de no dejar en una mera separación eso, ese aspecto diferencial que provoca la alteración de una levadura. En nuestro caso es mejor hablar de “levadura en flor” o “velo”.

    Todo un arte el dotar al mundo de un vino que ha sido y es objeto de deseo.

    Por cierto el “sugerente” nombre de Palo Cortado no es ni más ni menos que eso, un palo cortado, una cruz que proviene de trazar una línea horizontal con tiza sobre una vertical. Una maña de los capataces de las bodegas para marcar las botas de vino destinadas para fino. El trazo cruzado (cortado) lo marcan cuando en en una de las revisiones observan que ese vino ha cambiado su trayectoria.

    Todo esto para llegar a concluir que mi corazón sigue latiendo con fuerza por, entre otras cosas, historias de personas contadas por personas al lado de mil botellas de vino. O solo de una. O de una copa. A través de los ojos y de esa media sonrisa que expresa más que una carcajada. Una sonrisa que habla de pasión. Y es la pasión la que convierte el par de frases de una conversación sobre errores enológicos en un estudio o en mil, en un nuevo proyecto quizá o simplemente, que no menos importante, en una experiencia de esas que provocan sonrisas al contarlas.

    Aspecto de un viñedo de Ximénex Spínola. Secano de regadío natural (solo lluvia). Un Clima perfecto para su concepto de trato de la uva Pedro Ximénez (única variedad que trabajan).Todo esto para decir que Ximénez Spínola a través de Andrés, pretendiéndolo o sin hacerlo ha contribuido a hacer un hueco más en la esperanza de que un mundo mejor es posible.

  • James Keenan (Tool). El vino, la Cara B de la Inspiración.

    Cuando entró en la vida de este escuchante Tool, también lo hicieron, claro, A Perfect Cyrcle, Puscifer y todo lo que ello conlleva. Gracias a Luis Miralles, compañero de estudio, hace ya un tiempo, de revista, Clave de Sol La Revista y de vida, tuvimos la ocasión de descubrir que detrás de “otro químico más del sonido” se escondía una nueva forma de concebir el rock. Jugábamos nosotros a dar nombre a lo que hacen, y nosotros mismos caíamos en la cuenta de que es mejor escuchar música, escuchar a Tool y dejarse llevar. Huir, como tanto nos gusta, de las etiquetas. Pero alguno sí que le dimos tras nuestro atrevimiento. Hablábamos de rock progresivo (quizá sin saber mucho lo que decíamos), de metal alternativo,… y de otros más que ni nosotros recordamos.

    …es mejor escuchar música, escuchar a Tool y dejarse llevar. Huir, como tanto nos gusta, de las etiquetas,…

    Imagen perteneciente a la publicación del libro de Sarah Jensen “Perfect Union of Contrary Things”. Aspectos desconocidos del líder de Tool. 

    Llegamos a un consenso el día en que leímos que una banda tributo a Pink Floyd, los madrileños Pink Tones, afirmaban que Pink Floyd habían reinventado  la música . Debíamos reivindicar algo. Ese algo lo dejábamos pendiente de encontrar algún nombre que se puidiese adaptar.
    Hasta que por casualidad una noche de esas en las que las musas del relato se niegan a aparecer, llega a nuestras manos una cara menos conocida. Otra versión de los integrantes de Tool y también de A Perfect Cyrcle.
    Se trata de retazos de lo menos conocido de algunos de los músicos que entraron en los estudios o subieron al escenario con alguna de las dos formaciones. Hoy hemos decidido enseñaros otra cara de Maynard James Keenan, el alma mater de los dos proyectos.
    La Inquieta mente, y siniestra también, del cantante de Tool se divide en algunas facetas desconocidas.

    …,Tool y A Perfect Cyrcle, retazos de lo menos conocido de algunos de los músicos que entraron en los estudios o subieron al escenario con alguna de las dos formaciones,…

    La música es la que ocupa un lugar hiperpreferente en su vida, pero también su viñedo en Arizona, la actuación, el deporte y esporádicamente su faceta como columnista en el diario Phoenix New Times.Tool, A Perfect Circle y Puscifer son los proyectos musicales que han colocado a Maynard como uno de los referentes en el panorama del rock contemporáneo. Y lo son no solo por la perfecta vocalización, sino también por la profundidad de sus letras y su hablilidad y talento para crear diferentes personajes en el escenario. En su faceta como empresario destaca en el campo de la gastronomía.  Junto con su socio Steven Arroyo es dueño del restaurante Cobras & Matadors, ubicado en Los Ángeles. A lo dicho se suman sus ya conocidos viñedos Merkin Vineyards y Caduceus Cellars, que fueron plasmados en un documental llamado Blood into Wine: The Arizona Stronghold.

    …,Larga vida a lo especial, a los trabajadores incansables, a la imaginación, la creatividad y todo lo que suponga no estarse callado,…

    Como actor Keenan ha destacado en su faceta de comediante en el programa Mr. Show. En 2002 dio vida al mismísimo satán en las películas Bikini Bandits y Bikini Bandits 2, en cuya banda sonora también participó. Esto, a grandes rasgos, es lo que, bien consensuado, hemos querido destacar, con la inestimable colaboración de la revista Rollng Stone, de la cual casi hemos extraído el texto íntegro de estas paralelas variantes en la vida de nuestro Keenan. Así y todo, os emplazamos a vosotros, lectores a otra cita en este mismo sentido, bien sea para repasar el lado B de otros integrantes de estas bandas o para ampliar la información sobre James Keenan. Larga vida a lo especial, a los trabajadores incansables, a la imaginación, la creatividad y todo lo que suponga no estarse callado ni debajo del agua ni quieto en el sueño.Imagen de Keenan para promocionar Blood Into the Wine.
  • Recuperando Claves. La Raíz. Opiniones que cuentan.

    En estas primeras columnas quiero hacer un ejercicio de memoria. Quiero jugar con el tiempo. O mejor dicho, continuar haciéndolo. Lo que estáis a  punto de leer lleva escrito ya unos años. Lo publicábamos desde Clave de Sol, en La Revista. Su título fué “La vida no es un primer plano. Música de Raíz. Plano General”. Y comenzaba con este titular:  

    Todo en esta vida tiene un porqué y un origen. En el principio de las cosas anda la esencia de todo. Música para la Madre Tierra. La raíz musical del alma. Tum Tum Tum,….

    Ya el artículo propiamente dicho rezaba de la forma que sigue:

    “Tendemos a expandir demasiado lo que ya es grande y directamente a olvidar u ocultar lo que tiene la posibilidad de, al menos, ser de un tamaño aceptable. Las grandes frases lapidarias, los grandes discursos vacíos, las enormes colas para ver un concierto en el que lo que menos impmorta es la música. Cuando se quiere poetizar tanto que se cae en lo zafio, en lo hartizo, se termina por abandonar la sustancia verdadera que se quería escribir.
    ¿Alguien es capaz de imaginarse el sonido del “big bang”?, ¿Cómo sonó esa primitiva explosión que dio lugar a la vida?. Quizá fuera un sonido ensordecedor imposible de escuchar. Quizá un zumbido que revienta los tímpanos. Cabe la posibilidad de que fuese sordo como el mismo silencio o que emitiese notas perceptibles y rítmicas. Quizá haya cinco palabras o más que puedan ayudarme a terminar este artículo, esta noche. Quiero hablar de la primera música del mundo. Mucha gente lo tiene claro, y a esa gente le debo el agradecimiento de habérmelo contado. Por  muchas razones, pero la más importante es esta noche poder contar lo que aprendí. Quiero empezar a hacerlo así.

    ¿Alguien es capaz de imaginarse el sonido del “big bang”?, ¿Cómo sonó esa primitiva explosión que dio lugar a la vida?.Cabe la posibilidad de que fuese sordo como el mismo silencio o que emitiese notas perceptibles y rítmicas.

    No sabía hace un tiempo a qué sonaba el amor, y ahora cada día al ver la luz de nuevo ya lo sé, suena diferente, pero suena. A veces es una ópera de Verdi, otras es un charleston, y en mil ocasiones que amanezca nunca el amor entonará la misma melodía. El amor es primigenio, es tan antiguo o más que la misma música.

    ¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra

    Esa es para nosotros una idea extraña. Si nadie puede poseer la frescura del viento ni el fulgor del agua, ¿cómo es posible que alquien se proponga comprarlos?

    Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. Cada rama brillante de un pino, cada puñado de arena de las playas, la penumbra de la densa selva, cada rayo de luz y el zumbar de los insectos son sagrados en la memoria y la vida de mi pueblo. La sabia que recorre el cuerpo de los árboles lleva consigo la historia del piel roja. Las flores perfunadas son nuestras hermanas; el ciervo, el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos.

    Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. Cada rama brillante de un pino, cada puñado de arena de las playas, la penumbra de la densa selva, cada rayo de luz y el zumbar de los insectos son sagrados en la memoria y la vida de mi pueblo.

    Estos últimos párrafos de color tierra pertenecen a la carta al presidente de los Estados Unidos del Jefe Indio Noah Sealth.

    Y es así como quiero yo continuar hablando del origen de la música, de esa raíz, del origen del rock, del blues, de la música clásica, del metal, de toda la música, del charleston también, porqué no. Así es como el abrazo enorme de nuestra Madre Tierra debió querer decirnos, mientras no nos soltaba, que la música era todo.

    No hay mejor forma de comprobar que todo es música, y que los sones nos acompañan a cada paso, que escuchar a Chubbie Checker, o a Steve Vai, o a Satriani, o a Paco de Lucía, cerrar los ojos, desterrar los cables como parte fundamental del adorno de nuestros pueblos y ciudades, y dejarse llevar. Ellos, como cada uno que coge un instrumento o nos regala la voz son quienes mejor nos hablan de la primera sonata. Las palabras, los gemidos, los suspiros, hasta el más íntimo escalofrío nos ofrece la mejor conferencia de su origen. ¿Alguien sabe como suena una duda? ¿una mirada?.

    …,el abrazo enorme de nuestra Madre Tierra debió querer decirnos, mientras no nos soltaba, que la música era todo,…

    Pues la música lo sabe. Ella, la primigenia, de nuevo la raíz, que es también la actual, porque por más hormigón con que castiguemos el suelo que pisamos los quejidos de dolor no cesan ahí abajo y algún día el zumbido ensordecedor nos castigará por aprisionar tan fuerte, por querer que todo, hasta la última nota nos pertenezca. Algún día comprenderemos que hay algo que, como la frescura del viento, la rama brillante de un pino o cada pedazo de tierra tiene la explicación más convincente de porqué se le llama música a la música”.

    No hay mejor forma de comprobar que todo es música, que todo es raíz y que los sones nos acompañan a cada paso, que escuchar a Chubbie Checker, o a Steve Vai, o a Satriani, o a Paco de Lucía, cerrar los ojos, desterrar los cables como parte fundamental del adorno de nuestros pueblos y ciudades, y dejarse llevar.

  • Maynad James Keenan (Tool), el lado “b” de la inspiración

    Cuando entró en la vida de este escuchante Tool, también lo hicieron, claro, A Perfect Cyrcle, y todo lo que ello conlleva. Gracias a Luis Miralles, compañero de estudio, hace ya un tiempo, de revista y de vida, tuvimos la ocasión de descubrir que detrás de “otro químico más del sonido” se escondía una nueva forma de concebir el rock. Jugábamos nosotros a dar nombre a lo que hacen, y nosotros mismos caíamos en la cuenta de que es mejor escuchar música, escuchar a Tool y dejarse llevar. Huir, como tanto nos gusta, de las etiquetas. Pero alguno sí que le dimos tras nuestro atrevimiento. Hablábamos de rock progresivo (quizá sin saber mucho lo que decíamos), de metal alternativo,… y de otros más que ni nosotros recordamos.

    …es mejor escuchar música, escuchar a Tool y dejarse llevar. Huir, como tanto nos gusta, de las etiquetas,…

    Llegamos a un consenso el día en que leímos que una banda tributo a Pink Floyd, los madrileños Pink Tones, afirmaban que Pink Floyd habían reinventado  la música . Debíamos reivindicar algo. Ese algo lo dejábamos pendiente de encontrar algún nombre que se puidiese adaptar. Hasta que por casualidad una noche de esas en las que las musas del relato se niegan a aparecer, llega a nuestras manos una cara menos conocida. Otra versión de los integrantes de Tool y también de A Perfect Cyrcle. Se trata de retazos de lo menos conocido de algunos de los músicos que entraron en los estudios o subieron al escenario con alguna de las dos formaciones. Hoy hemos decidido enseñaros otra cara de Maynard James Keenan, el alma mater de los dos proyectos.
    La Inquieta mente, y siniestra también, del cantante de Tool se divide en algunas facetas desconocidas.

    …,Tool y A Perfect Cyrcle, retazos de lo menos conocido de algunos de los músicos que entraron en los estudios o subieron al escenario con alguna de las dos formaciones,…

    La música es la que ocupa un lugar hiperpreferente en su vida, pero también su viñedo en Arizona, la actuación, el deporte y esporádicamente su faceta como columnista en el diario Phoenix New Times.Tool, A Perfect Circle y Puscifer son los proyectos musicales que han colocado a Maynard como uno de los referentes en el panorama del rock contemporáneo. Y lo son no solo por la perfecta vocalización, sino también por la profundidad de sus letras y su hablilidad y talento para crear diferentes personajes en el escenario. En su faceta como empresario destaca en el campo de la gastronomía.  Junto con su socio Steven Arroyo es dueño del restaurante Cobras & Matadors, ubicado en Los Ángeles. A lo dicho se suman sus ya conocidos viñedos Merkin Vineyards y Caduceus Cellars, que fueron plasmados en un documental llamado Blood into Wine: The Arizona Stronghold.

    …,Larga vida a lo especial, a los trabajadores incansables, a la imaginación, la creatividad y todo lo que suponga no estarse callado,…

    Como actor Keenan ha destacado en su faceta de comediante en el programa Mr. Show. En 2002 dio vida al mismísimo satán en las películas Bikini Bandits y Bikini Bandits 2, en cuya banda sonora también participó. Esto, a grandes rasgos, es lo que, bien consensuado, hemos querido destacar, con la inestimable colaboración de la revista Rollng Stone, de la cual casi hemos extraído el texto íntegro de estas paralelas variantes en la vida de nuestro Keenan. Así y todo, os emplazamos a vosotros, lectores a otra cita en este mismo sentido, bien sea para repasar el lado B de otros integrantes de estas bandas o para ampliar la información sobre James Keenan. Larga vida a lo especial, a los trabajadores incansables, a la imaginación, la creatividad y todo lo que suponga no estarse callado ni debajo del agua ni quieto en el sueño.
  • Cuentos, Mitos y Vino. Recuerdos. Etapas que preceden a otras.

    Radio, Vino, Mito y Prensa escrita. Agradecimientos.

    Resulta, a priori complicado encontrar un vino, o un artículo de nuestra tienda que maride con la opinión que escribíamos en Clave de Sol, La Revista, en mayo de 2014. Más que opinión he de llamarlo agracecimiento, historia y recuerdos de cuatro años de radio apasionantes, de momentos compartidos, de sufrimiento compartido tambén, en ocasiones. Complicidades, muchas complicidades.

    Comenzábamos la cuarta fase,.. Clave de Sol 5.4. Lo más nuevo y fresco de lo que habíamos hecho hasta entonces en METRÓPOLIS FM, que por aquel septiembre de 2014 ya era GESTIONA RADIO REGIÓN DE MURCIA. Contábamos con un flamante equipo, ilusión y mucho compañerismo. Teníamos claro que las novedades eran pieza fundamental cada año para nosotros y las carpetas de edición iban cargadas de nuevas sintonías, nuevas entradas para las secciones, también nuevos colaboradores,….. Y lo más importante: El corazón me latía a mí particularmente acelerado porque recuperábamos Onda Libre y a mi hermano Luis Miralles después de no haber podido contar la temporada anterior con su presencia….  Alma, tierra, energía y vida hecha hombre.

    Mira por donde. Acabo de encontrar algo para maridar este artículo/opinión, esta COLUMNA. Había pensado en un vino, pero va a ser una cerveza, fíjate. La conocimos aquel año y hoy forma parte de la carta de ese gran laboratorio que es la sala de Restaurante Casa Beltrí. Pajiza Black (dispondemos de ella a partir de septiembre). Y es que ese fue un producto que conocimos, como otras grandes cosas, por casualidad. Una cerveza que fabrican justo al lado de la que llamábamos nuestra oficina II, un bar musical. Cuatro Rosas Bar. DeNuestra nave nodriza entonces. En Torre Pacheco. PAJIZA BLACK.

    Ahora sí. Con la convicción del maridaje propuesto os dejo con un copia y pega de lo que era el texto que anunciaba la vuelta un año más de Clave de Sol. En este caso,… Clave de Sol 5.4.

    Así titulábamos, pensando en quienes nos habian seguido la temporada anterior. Una temporada de récords. La emisión on line y las descargas del podcast entraron en la historia de la emisora.

    De Gestiona Radio a Vino y Raíz. “Dos Cuentos. Un homenaje a quienes seguís ahora Clave de Sol 5.3”.

    Homenaje, recuerdos, historia. Cuatro años de aventura maravillosa, creativa, personal, musical, cultural y periodística. Gracias a todos por hacer que este sueño siga siendo posible.

    Así comenzó hace cuatro años en Metrópolis FM una aventura diaria en directo que se llamó NO DIGAS NO. Contábamos cuentos, proponíamos “Amigos, Amiguetes y Amigachos”, invitabamos a cuentos a todo el mundo y a música en otros idiomas desconocidos por la mayoría. Algo que pretendió ser fresco, divertido y también fomentar el compromiso del pensar. Os dejo un par de los cuentos, mitos, para rendir un homenaje a esta casa, a Metrópolis FM y a todos los que la conformamos y los que han pasado por aquí y ya no están con nosotros. Va por ellos y por vosotros. El primer cuento y el segundo.
     
    EL MITO DE PÍRAMO Y TISBE.
    “Píramo y Tisbe eran dos jóvenes babilonios durante el reinado de Semíramis. Habitaban en viviendas vecinas y se amaban a pesar de la prohibición de sus padres. Se comunicaban con miradas y signos hasta descubrir una estrecha grieta en el muro que separaba las casas en la que sólo la voz atravesaba tan estrecha vía y los tiernos mensajes pasaban de un lado a otro por la hendidura. Así pudieron hablarse, enamorarse y desearse cada vez más intensamente, hasta una noche acordaron que a la noche siguiente,cuando todo quedara en silencio, huirían sin que los vieran y se encontrarían junto al monumento de Nino, al amparo de un moral blanco que allí había, al lado de una fuente.

    …,Al llegar, Píramo descubrió las huellas y el velo manchado de sangre, y creyó que la leona había matado a Tisbe, su amada, y sacó su puñal y se lo clavó en el pecho. Su sangre tiñó de púrpura los frutos del árbol, de ahí viene el color de las moras,…

    Tisbe llegó primero, pero una leona que regresó de una cacería a beber de la fuente la atemorizó y huyó al verla, buscó refugio en el hueco de una roca y, en su huída, dejó caer el velo. La leona jugueteó con el velo, manchándolo de sangre. Al llegar, Píramo descubrió las huellas y el velo manchado de sangre, y creyó que la leona había matado a Tisbe, su amada, y sacó su puñal y se lo clavó en el pecho. Su sangre tiñó de púrpura los frutos del árbol, de ahí viene el color de las moras según Ovidio. De hecho, dentro de la tradición latina, el término Pyramea arbor («árbol de Píramo») se usaba para designar a la morera. Tisbe, con miedo, salió cuidadosamente de su escondite.

    La leona huyó. Buscó refugio. En su huida, dejó caer el velo.

    Cuando llegó al lugar vio que las moras habían cambiado de color y dudó de si era o no el sitio convenido. En cuanto vió a Píramo, su amado, con el puñal en el pecho y todo cubierto de sangre, le abrazó y, a su vez, le sacó el puñal del pecho a Píramo y se suicidó clavándose el mismo puñal. Los dioses apenados por la tragedia hicieron que los padres de los amados permitiesen sepultar los cuerpos juntos, y desde aquel dia los frutos de la morera quedaron teñidos de púrpura”.

    EL PEINE Y LA PIPA.
    “Jose y María eran un matrimonio humilde. Eran tan pobres, que llevaban apurando sus pocos recursos hasta el límite del hambre. María lucía una hermosa cabellera rubia, larga, rubia y brillante como el sol de la mañana. Pero su último peine llevaba más de dos años roto. A Jose le gustaba fumar en pipa, y de la pipa solo e quedaba la misma pipa. Llevaba sin tabaco el mismo tiempo que maría sin peine.
    Un buen día, Jose apareció en casa con un gran peine dorado para María, lo había conseguido tras cambiarlo por su pipa, ella salía de la cocina riendo, abrazó a su amado y le entregó un gran envoltorio lleno de tabaco, traía el pelo extremadamente coro. El tabaco lo había conseguido tras vender su larga cabellera de pelo rubio y brillante como el sol de la mañana”.
    “Que suene el eco de la raíz de Clave de Sol”. “Que el vino nos traiga la recompensa, el secreto, la magia de tantos momentos compartidos. 

     

     

     

  • Podcasts. Clave de Sol Recuerdos. Próximamente Vino y Raíz.

    Una historiade radio también está hecha de historias, como casi todas ellas. Y Clave de Sol también sería una historia particular además de la nota que da comienzo a todas las partituras. Para ir entrando en contacto con esta nota es conveniente leer una de sus definiciones (corremos el riesgo de que contenga trazos de profanación). Algo sobre la Clave de Sol: En el campo de la música, una clave es un signo que se escribe al comienzo del pentagrama para determinar el nombre de las notas que aparecerán a continuación. La clave más utilizada en la música es la clave de sol.

    Jose Martínez en su etapa en Clave de Sol 5.4.

    Podemos hablar mucho sobre la Clave de Sol que ocupa este texto hoy, pero cabe decir que fue un proyecto radiofónico en el que quien apostó su parte creativa del momento lo hizo con la seguridad de querer ser libre, de incendiar ideas, aprovechar pensamientos positivos y canalizarlos a través del humor, la crítica y la música.

    La Radio ocupa en la vida de Jose Martínez un lugar más que preferente. Está, creo, hasta en su adn, explica de vez en cuando.

    Escuchar cómo se sorprendía en ese estado próximo al sueño hablando por encima de la voz del locutor del programa que escuchaba noche tras noche antes de dormir, es toda una historia. Con el timbre de voz de Carlos Herrera, la locuacidad y ecuanimidad de Iñaki Gabilondo, la perspicacia de Javier Gallero, y mil influencias más se puede componer el puzle que hay en la cabeza y el corazón radiofónico de Jose Martínez.

    Escuchar cómo se sorprendía en ese estado próximo al sueño hablando por encima de la voz del locutor del programa de radio que escuchaba noche tras noche antes de dormir, es toda una historia.

    Pero nada que tenga que ver con la unión de Jose Martínez y la radio tiene sentido si no es nombrando a gente como Juan Carlos y Paco Lorite (maestros de primaria de Jose), Juan Moreno (su maestro de lengua) y una iniciativa relacionada con los comienzos de la sostenibilidad y el reciclaje. Un premio, una emisora de radio. Tampoco podemos olvidar a Rocío, una compañera de viaje especial durante aquellos programas y con la que realizó el que fue su primer proyecto trabajado: Un programa monográfico sobre la ganadería en Santiago de la Espada. En ese espacio tuvieron la idea de unir en el estudio al pastor más longevo y al más joven de entonces. …,¡¡¡y lo consiguieron, claro!!!

  • El sonido, la cuarta fase. Audición de la uva.

    Hay casos en que para hablar de un vino los sentidos entran en pugna por expresar lo que sucede desde el inicio hasta esa sensación que produce la garganta unida a la nariz, el sabor, el aroma, el color,…
    Mi propósito es unir esto del sentido del oído con un vino bonito, con un sonido, con un Vino Precioso.  Creo también en otro sentido. La densidad. El sonido de la caída. Un ligero baile en el aire antes de romper con sutileza la pared de la copa. Una burbuja de aire que precede a otras mil más.
    Oxígeno. Sonidos Alternativos. Elementos estos que dan lugar a otra relación. Es esto, o al menos yo así lo siento, algo difícil de escribir. Las sensaciones que evoca el vino comienzan a manifestarse muy pronto. Seguro que desde el envero del fruto. Creo firmemente en esa otra fase de cata.  La fase auditiva. El sonido que se extingue y que presume lo siguiente.
    Yo escribo sobre lo que siento en el momento en que una botella entra en la bodega. Escucho desde las ruedas del carro que transporta la caja. También como se posa en el suelo. En ese caso ya (son muchos años recibiendo vino) hasta se puede intuir si el empaquetado obedece al respeto por el contenido. Si las botellas suenan, aunque sea poco, pueden sucederse varias circunstancias. La primera es que la caja esté mal elegida por el tamaño (las botellas no quedan pegadas entre sí).
    En ese caso el movimieto hace que choquen con frecuencia con lo que un elemento que debe ser lo más tranquilo posible altera su estado natural. El estado natural del momento justo en que nos encontramos.

    …,Creo firmemente en esa otra fase de cata.  La fase auditiva. El sonido que se extingue y que precede a las,…

    Para hablar de la segunda circunstancia debo echar mano a los recuerdos de un viaje. Visitamos una bodega antigua, recuperada recientemente, con una sala de barricas y un almacén de botellas llenos de tiempo, llenos de historia.  Nos explicaba Jose, el bisnieto del creador de todo aquello, que habían elegido unas botellas de vidrio grueso para evitar que un golpe pudiese romper la botella con facilidad.

    También nos habló de empaquetarlas para el transporte con protección adicional. Unos separadores para las botellas y una buena colocación. Esos cuidados y alguno más hace que cuando se suelte el vino en la bodega el sonido sea justo el seco de una caja tocando el suelo. Un ruido que me gusta sobremanera es el que provoca la navaja del sacacorchos al abrir el cierre de las cajas, o el despegue de las grapas o las puntas de una caja de madera. A ese le sigue el que yo provoco al posarlas en el estante de la cava de donde solo van a ser movidas para llevarlas a su último destino. La mesa.

    …,Un ruido que me gusta sobre manera es el que provoca la navaja del sacacorchos al abrir el cierre de las cajas, no es sonido, es el sonido…

    Ahí es donde se produce ese son en el que creo, el que me sugiere, el que me hace sugerir, el que me sugestiona. Es el sonido del “pssspop” del corcho precedido por el que produce el acero y el corcho al incidir el uno en el centro del otro. El ruido,…. de nuevo el ruido del sonido de la caída. De nuevo ese que sirve de antesala al sorbo, a la última manifestación sonora antes del trago, antes de que todo cobre sentido.