De un trozo de tarde con gente diligente, hoy entresacamos algo muy especial que ya forma parte del archivo del corazón en Vino y Raíz como es Guillermo Cruz. Y es que convivir en ocasiones se presenta como algo insalvable. En otras circunstancias es vital, imprescindible. Somos, después de todo, animales sociales. Maridar es algo así. Es hacer convivir lo sólido con lo líquido. Pero el culmen a esta obra comunicativa es poner en un contacto sincrónico una cocina y una sala.

Guillermo Cruz en así de sencillo cuando nos dice: Servir es el placer de dotar de una herramienta más a la persona que viene a vernos. Esa herramienta está en la predisposición a la felicidad y la capacidad de proporcionarla que nosotros tengamos.

Maridar es algo así. Es hacer convivir lo sólido con lo líquido. Pero el culmen a esta obra comunicativa es poner en un contacto sincrónico una cocina y una sala.

Trasladar la pasión por el trabajo siempre es un reto complicado. Es fácil decir Te Quiero, pero algo más complejo es explicarle a quien me dirijo lo que quieres, cuanto quieres y de qué forma. Creo que con esta pasión ya se nace. Y ser la herramienta es un don.

Guillermo Cruz representa eso a lo que todos quisimos llegar algún día. A ser una pequeña cosa dentro de este magnánimo mundo. Pero una pequeña cosa que sea capaz de, con una sonrisa, su saber y una buena copa de vino para cualquiera, sacar de lo más hondo ese trozo de felicidad que preceda a mil más.

Guillermo Cruz representa eso a lo que todos quisimos llegar algún día. A ser una pequeña cosa dentro de este magnánimo mundo.

Gracias. Un programa en Etnológic@ Radio para no olvidar. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.