Existen historias de vino, muchas historias de vino, de la vendimia, de la uva, pero hay una que contar en el programa de hoy que es, como poco, diferente. 

Daniel Ramos y Pepi San Juan llegan a Gredos buscando volcar personalidad en un proyecto. Venían buscando libertad creativa. El Tiemblo y El Barraco, en Ávila, tenían lo que venían buscando. Tenían el suelo, la uva y las gentes que a día de hoy han hecho posible que tengamos a Daniel Ramos “Kpi” con nosotros.

Escribimos en vino y raiz hace un tiempo esto que os transcribimos a continuación. Hablábamos de nostalgia. Pues la nostalgia hecha realidad es parte de lo que presentan cada año Daniel y Pepi.

“En los momentos en que me asalta la nostalgia siempre tiendo a buscar la raíz de ese estado repentino de la conciencia, por expresarlo de alguna forma. Busco, y a veces encuentro rápido ese porqué. En ocasiones es agradable encontrar la respuesta, otras veces resulta doloroso, y en gran número esas respuestas son bien difusas. En ese caso, y par que sirva de luz que aclare este concepto quiero escribir mi nostalgia más reciente. La de un empecimamiento la prodríamos llamar. Los ancestros. Las raíces. Las ausencias de porqués. El tiempo y su valor. Le energía y la importancia de aprovecharla para resolver otros asuntos que no sean esos que casi siempre suelen terminar en un conflicto”

“En los momentos en que me asalta la nostalgia siempre tiendo a buscar la raíz de ese estado repentino de la conciencia, por expresarlo de alguna forma. Busco, y a veces encuentro rápido ese porqué.

El teatro también forma parte de nuestra familia radiofónica hoy. Rendimos nuestro particular tributo al teatro del siglo de oro, a la picaresca y a El Lazarillo te Tormes más especialmente. Y es que fue en esta obra en la que pregonaban dos de las variedades en las que trabajan

Daniel y Pepi. Garnacha y Albillo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.